Recuerdos de la casa de los muertos – Fiódor Dostoyevski

En abril de 1948 Dostoyevski fue encarcelado debido a su pertenencia al Círculo Petrashevkisi, grupo de discusión literaria perseguido por el zar Nicolás I, al sospechar este que conspiraban contra él, lo cual no era ni mucho menos cierto. En un principio, el escritor ruso fue condenado a muerte por un pelotón de fusilamiento, no obstante logró escapar de la muerte al serle conmutada la pena por cinco años de trabajos forzados en Siberia. Tras ser liberado en 1854 cumplió la segunda parte de su condena sirviendo como soldado raso en el ejército ruso. Esta amarga experiencia, los cinco años de aislamiento, la soledad, el silencio y el aburrimiento mortal en el presidio, constituyeron gran parte del material a partir del cual Dostoyevski escribió Recuerdos de la casa de los muertos.

Vívido retrato de los campos de trabajo siberianos, Recuerdos de la casa de los muertos arranca con el hallazgo de las memorias manuscritas por un exconvicto fallecido, Alexandr Petróvich, condenado a diez años de trabajos forzados por uxoricidio. La narración de Alexandr Petróvic se centra principalmente en el primer año de presidio y en los últimos momentos de su estancia en prisión, todo ello salpicado a lo largo de las páginas por diversas anécdotas y descripciones de los presos. Durante las casi cuatrocientas páginas que componen este volumen asistiremos al día a día del presidio, así como a acontecimientos más extraordinarios como pueden ser las fiestas de Navidad o una representación teatral.

El trabajo en el penal no es especialmente fatigoso, es su obligatoriedad lo que lo convierte en algo realmente duro. En contraposición al trabajo obligatorio, alienante y carente de interés del penal, encontramos las distintas tareas y pasatiempos con las que ocupan los presos su tiempo libre como confeccionar ropa, zapatos, utensilios y artesanías de todo tipo además del lucrativo trafico de vodka, todo ello prohibido.

Las geniales descripciones de los convictos que nos brinda Dostoyevski dan parte de sus excelentes dotes como psicólogo y logran, de manera magistral, recrear el ambiente del presidio con realismo. A lo largo de la novela nos iremos encontrando con presos de todo pelaje: cobardes, orgullosos, serviles, valientes, inteligentes, idiotas…, pero todos ellos con un denominador común: la soledad, el aislamiento y la incomunicación, que constituyen uno de los principales temas del libro. Dostoyevski nos presenta a unos hombres sumamente degradados, para quienes las borracheras y las juergas constituyen todo un acto de libertad y autoafirmación al ser una de sus pocas elecciones conscientes dentro del penal.

En resumen, Recuerdos de la casa de los muertos constituye una muestra impecable del refinamiento psicológico del escritor, que, una vez más, como es habitual en Dostoyevski, consigue desvelarnos los aspectos más sutiles de la psique humana. Un libro que nadie debería dejar de leer.

Fiódor Dostoyevski

Anuncios

2 comentarios to “Recuerdos de la casa de los muertos – Fiódor Dostoyevski”

  1. ¡Konnichi wa Ulalume! Acabo de leer tu comentario sobre el libro de Dostoievski, y ahora YA tengo ganas de echarle el diente.
    Desconocía este título, y tu información me picado el gusanillo.
    Doumo arigatou (muchas gracias) por compartir lecturas!

  2. Hector Villarreal Vivas Says:

    Acabo de leer la magistral obra crimen y castigo de Dostoyevsky comentada por el escritor Peruano Vargas Llosa. Por El me entero de la existencia de esta otra obra Recuerdos de la casa de los muertos, y el argumento que he leido en este portal, me obliga en mi fuero interno a leerla. Gracias por sus aportes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: