Soy leyenda – Richard Matheson

Libro que sorprende de principio a fin que, pese a su desconcertantes y poco atractivas portada y contraportada, es una lectura obligada para todo aquél que disfrute con los buenos escritos. Matheson nos llena con una historia que no tiene desperdicio, sobrecogedora y sorprendente. Esta obra es perfecta de principio a fin.

Robert Neville es el último hombre vivo en un mundo destruído por una bacteria que ha matado a los demás seres o los ha convertido en vampiros. Sobre este argumento que puede parecer tan simple y gastado, Matheson construye una historia completamente redonda, donde nos consigue transmitir como pocos los torbellinos emocionales que experimenta su personaje. Y es que esto no es tarea fácil: en un mundo donde todo ha desaparecido, donde ya nada tiene sentido, en el que se ha perdido todo contacto con los humanos, el protagonista cruza en varias ocasiones las fronteras entre la serenidad y la desesperación, entre la resignación y la lucha, entre los recuerdos del pasado y la rudeza del presente.

Neville se ve envuelto en una serie de situaciones tan intensas como desgarradoras, cada una de las cuales no hace más que aumentar el interés y la contundecia del libro. La historia que Robert experimenta con el perro es de las más conmovedoras que he leído jamás. Historia doblemente profunda por la precisión que Matheson le ofrece a su extensión y sus detalles.

Matheson emplea el recurso de los flash-backs de forma óptima, otorgándole más solidez y vida al libro y a su protagonista. Neville nada entre dos mundos: el real, presente, y el pasado, lo extinto. Esta oscilación desampara al protagonista. Su pasado, como su presente, son el demonio que le perigue, su cruz. Lo que fue y lo que es su vida, es lo que le sume en la desesperación. La desesperación de la pérdida, de lo irrecuperable y de la crudeza del presente. Y, de todas formas, quiere vivir.

Pero la novela no sólo tiene mérito por su intachable estilo y su redonda historia, sino que, además, nos brinda un transfondo que acaricia multiplicidad de temas, como, entre otros la soledad, el miedo a ser diferente, el nacimiento y la pérdida de las esperanzas, el cuestionamiento de la normalidad, el apego a la vida y la resignación.

Además, Matheson, considerado no en vano por Ray Bradbury uno de los mejores escritores del siglo XX, nos sorprende con un final inquietante y desolador. Y nos demuestra que no hacen falta mucho más de 100 páginas para crear una obra excelente.

Novela altamente recomendable. Un libro que es un 10 en si mismo y dentro de su género.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: