Ciudad de cristal – Paul Auster

Ciudad de cristal representa la primera de las tres novelas de Auster de su Trilogía de Nueva York. Con este libro he establecido un primer contacto con la obra del archiconocido escritor, movida más por las recomendaciones de conocidos que por los enormes carteles en librerías anunciando su última obra. El resultado, cuanto menos, ha sido desconcertante. Me explico:

La primera mitad del libro entrelaza las vivencias presentes y pasadas del protagonista con un estilo limpio y directo, y nos trenza una historia con suspense e interés in crescendo en un entramado con toques de novela policíaca. El género policíaco no es de los que más me gusten, sin embargo, con esta obra, Auster me obligó a plantearme si esto era realmente así. Devoré la primera mitad del libro, me gustaba pese a que en ocasiones algunas descripciones o diálogos me parecían sobrantes. Todo bien hasta la segunda mitad del libro. Un giro en el personaje que no se acaba de entender, unas súbitas oscilaciones del centro de interés y una prosa más cargante, me hicieron dudar si es el mismo Auster el que escribió esta segunda mitad, o si es que se cansó de escribir. A todo esto hay que subrayar, como ya he comentado y que en esta segunda parte destacan más, unos diálogos y descripciones que parecen más un intento del autor de demostrar las brillantes ideas que puede llegar a tener que un aporte importante a la novela.

Siendo estas las impresiones de las últimas páginas, no pude menos que acabar el libro con decepción e indignación. Ambas procedentes de la misma sensación: de una historia que podría haber sido buena (que era buena al principio) y que dejó de serlo por introducir un final con calzador. Es como si le faltara unos capítulos en el centro o como si el autor haya intentado forzar un final que quería que fuese así aunque no pegara con la primera parte.

Después de las buenas expectativas, de lo que prometía la primera parte, el adjetivo que más cabe para este libro es decepcionante.

Pese a todo, acabaré la trilogía. Veamos qué tal los otros dos libros, tal vez Cuidad de cristal no sea más que un desliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: